miércoles, 18 de septiembre de 2013

No corro con las piernas si no con la cabeza y el corazón

Puede sonar algo ñoño, pero si en este camino en la preparación del challenge de Barcelona e descubierto algo, es que si llego a la sección de la carrera a pie, actualmente la correré con la cabeza y el corazón, ya que por mis piernas no esto y preparado.

Todo el mundo dice que una distancia como esta, distancia iron man, el tiempo en  la natación es el diez porciento de la prueba, mientras que la bici es el cincuenta, y la carrera el cuarenta. Pero para mi cuando hace dos meses comencé la preparación, sabía y se a día de hoy que el agua es el sesenta porciento, la bici el treinta y correr un diez. Y esto es así por que si no salgo del agua a tiempo, por muy bueno que sea en lo demás no podré ser finisher del challenge de Barcelona.
Por eso durante este tiempo me centré en la natación y mantuve los entrenamientos de bicicleta para los fin de semana, pero dejando de lado el correr, corriendo un día a la semana.

Recientemente he empezado a correr dos días y siempre tiradas largas, como siempre que empiezas una preparación hay varias fases, como el trabajo de técnica, la fuerza y resistencia, pero en mi caso ya pasé a la resistencia haciendo tiradas largas, por la falta de tiempo, para acostumbrar al cuerpo, a ese impacto durante ese tiempo.
Por eso se que no correré con las piernas, por que a los pocos kilómetros ellas no podrán mas, y mas si tenemos en cuenta todo el trabajo previo, y los dolores que puedo sufrir, dolores latentes siempre que corro, por la molestia del accidente, y tendré que tirar de cabeza, controlar la ansiedad y el tiempo, y ponerme el chip de correr a un ritmo que pueda aguantar seguido, por muy despacio que sea, y llegar dentro del tiempo a la meta, para intentar hasta ahora uno de los retos mas grandes de mi vida.

No se como saldrá, y ahora que se acerca la fecha, ahora mas que nunca las dudas afloran, y no por la falta de confianza, si no por la falta de tiempo, por haber realizado la preparación acelerada en tan poco tiempo, y pensar que no sea suficiente.

No se que ocurrirá, pero estoy muy ilusionado y haré todo lo que pueda para primeramente salir del agua a tiempo, intentando mantener la calma, sabiendo que es una lucha mía contra el crono, y no contra nadie mas,  montarme en la bicileta y hacer lo que a mi se me da bien, y correr con la cabeza y el corazón.

Siempre tiene que haber un último competidor, y estoy seguro que seré yo, pero si aún así llego al final y consigo ser finisher, no me importará ser último, esta primera vez lo que me importa es acabar.