domingo, 29 de septiembre de 2013

Cuando entrenas solo tu mente es tu peor enemigo, ¿Como afrontarlo?

Sin duda cuando entrenas solo tu mente es tu peor y mayor enemigo, nunca sabes cuando o cuanto te puede afectar el entrenar solo. Si te encuentras bien todo es alegría y color, hasta parece que no cuesta hacer las cosas, y te da igual la hora, el entorno o las condiciones, que tu lo haces igual, pero.......y cuando van mal las cosas, que pasa cuando el pulsómetro no marca lo que tiene que marcar, o cuando no queremos hacer lo que toca ese día, que pasa cuando miras, y fuera esta lloviendo y hace frío, y no hay nadie que tire de ti para continuar....que pasa entonces....abandonamos, lo dejamos, entrenamos solo cuando nos apetece.......

Pues no, por que siendo realistas, si entrenásemos solo cuando nos apetece, al final casi nunca entrenaríamos, por que al fin y al cabo todos entrenamos por algo, lo hacemos por estar bien, por gustar, por superar una prueba, por trabajo, para divertirnos...sea como sea o por lo que sea siempre hay una razón, y a veces esta razón si estamos solos y nadie nos lo recuerda, parece que no tiene suficiente peso ante nuestra mente, y es cuando no entrenamos..........

Es normal, todos tenemos momentos así, yo mismo mentiría si no dijese que mas de una vez pensé en quedarme en cama en vez de levantarme a las seis para ir a una carrera, donde además ya sabía que acabaría último, o un día de lluvia quedarme en casa, en vez de mojarme y pasar frío, momentos que si tienes a alguien y tira de ti, haces igual, hasta que llega el momento de nuevo en el que te sientes bien, ¿cuantas veces fuimos capaces de entrenar sin ganas por tener con quien hacerlo?,sin embargo en ocasiones si es por nosotros no seguimos, entonces como afrontarlo, como mejorar con nosotros mismos, como mantenernos motivados para continuar.

Pues bien una cosa que aprendí y que tengo claro, es la importancia de estar motivado, la importancia de tener bien clara la razón por la que haces lo que tienes que hacer cada día para llegar a tu objetivo, y sin duda si tienes claro eso, eres y serás capaz de mantenerte cada día haciendo lo que hay que hacer, y como todos habrá momentos malos, donde se pueden usar recurso para seguir, por que lo importante es seguir, y yo cuando me encuentro en esos momentos, me pongo música para distraerme y motivarme, como algo para mantenerme distraído y eso hace que durante el ejercicio al principio no lo piense y solo comienzo, o simplemente visualizo momentos pasados, momentos épicos que me gustaron, momentos que si no fuera por todo el trabajo que hice antes, no hubiesen sido posibles, y es ahí donde me hago un pregunta y me olvido del resto, ¿que es lo que quiero, por lo que llevo tanto luchando? y si tienes clara esa respuesta, podrás seguir, podrás continuar, y de tu cabeza desaparecerán otras preguntas como, ¿por que hago esto? ¿por que es necesario hacerlo?

Hazte siempre esta pregunta, ¿que es lo que quiero, por lo que llevo tanto luchando? si tienes la respuesta, podrás seguir haciendo lo que hacías, todo lo necesario en cada momento, para conseguir tu objetivo.