martes, 7 de mayo de 2013

El comienzo de mi aventura en la TITAN DESERT


Por donde comenzar.........lo cierto es que hay mucho que contar, gracias a todos vosotros durante toda esta preparación me sentí muy arropado y las ganas y la motivación nunca me faltaron, y lo cierto es que durante la prueba os tuve muy presentes a todos,  pude correr y disfrutar de esta aventura, y estoy seguro de que la aproveche lo mejor posible, y conmigo vienen un monto de recuerdos y amigos que los tendré siempre presentes.

Bueno sin mas dilación y como hay mucho que contar  realizare una pequeña introducción de lo acontecido este primer día,  no obstante a lo largo de estos días relatare cada etapa y finalmente acabaremos por colgar los vídeos que grabamos de cada etapa.

Sin duda es la mejor experiencia deportiva que he podido vivir hasta la fecha, ya no solo por la carrera en si, si no por toda  lo que rodea a la prueba, pude aprovechar lo máximo posible lo que es esta aventura.
Pude conocer a gente  extraordinaria con la que pude compartir buenos y malos momentos, desde los componentes de mi equipo, Gaes, también toda la gente de la organización, demás corredores, periodista y un sinfín de personas que estaban desplegadas en mitad del desierto, y que te hacían sentir como en casa.

Siempre me preguntaban si estaba nervioso y yo decía que no, pero si estar nervioso quiere decir que no puedes dormir nada la noche antes del vuelo, tengo que reconocer que estaba nervioso por que no dormí nada....jaja
Ese día me desplace al aeropuerto y allí pude conocer a mi primer amigo, y gracias a el me pude relajar algo mas por la T4 adelante. A partir de ahí fue todo muy rutinario hasta que nos montamos en el avión.

Cuando llegamos allí, el calor ya se notaba y nosotros con chaquetas y pantalón vaquero empezamos a sufrir mucho, aún para mas tuvimos un viaje en bus de mas de una hora y media, tocaba aclimatarse.
Al llegar al campamento pudimos ver el gran despliegue que realiza la organización de la titan desert para poder realizar la carrera, y tengo que confesar que no es lo mismo verlo en la tele que estar allí.

Ese día fue muy largo, pude conocer a toda la gente con la que durante meses estuviera hablando por las redes sociales , pude rodar con la bicicleta para probar sensaciones y pude disfrutar de la compañía de todo el equipo de gaes.

A lo largo del día realizamos los diferentes pasos necesarios para poner todo en orden para poder competir, desde colocar los chips de posicionamiento a realizar la foto con el dorsal.

Mas tarde por la noche pudimos disfrutar del primer brifing donde realizaron la presentación de la prueba y la etapa que nos tocaba afrontar al día siguiente, para terminar disfrutamos de una de las primeras y repetidas comidas estrella en la prueba, la pasta, arroz y queso....jeje

Ese día me fui a dormir tarde por el desfase horario, sabiendo que a las seis me levantaba, y con una sensación de felicidad y nerviosismo, deseando que llegasen las ocho de la mañana, escuchar la bocina y empezar a pedalear por la arena del desierto, comenzando a cumplir mi sueño, el que desde hace tiempo venía persiguiendo.