martes, 21 de mayo de 2013

Vídeo de la ETAPA 2 Titan Desert by Gaes 2013

TRAILER DE MI PASO POR LA TITAN DESERT, PRODUCIDO POR CUATRO



VIDEO CON LA GOPRO DE LA SEGUNDA ETAPA DE LA CARRERA


Descripción del recorrido:
Gran etapa de montaña de Boumalne Dades hasta Tourza. Distintas dificultades montañosas y varios puertos de subida y de bajada para sumar algo más de 104 kilómetros y más de 1.500 metros de desnivel positivo. Primera parte de la etapa maratón, por lo que en el campamento de Tourza las comodidades serán distintas al del resto de los días ya que no se permiten asistencias.

Segundo día de la carrera primera especial de esta etapa maratón. Realizar las dos etapas maratón implica que durante dos días de carrera no tendremos asistencia mecánica ni servicio de fisios, y que además tenemos que llevar la ropa que queremos utilizar para los dos días, el saco, colchón , nutrición de los dos días y todo lo que consideremos necesario para afrontar esas dos etapas.

Suena la música y me levanto mas motivado, mas contento y siendo mas consciente de lo que estoy haciendo, hoy es una mañana liada, aparte de la rutina de todos los días, en el desayuno, control de firmas, recogida de agua, tenemos que preparar nuestras maletas y dejarlas en el camión para que nos las lleven al siguiente campamento.

Después de todo el protocolo de todos los días, me dirijo a la meta con mi bicicleta y me pongo en una mejor posición que el día anterior, hoy decido tirar mas fuerte, ir a mi ritmo, y así se lo hago saber a los compañeros con los que rodé el día anterior mas tranquilo. 
Suena la bocina, y comenzamos a pedalear, las sensaciones son buenas, la temperatura acompaña y la bici funcionaba bien. Se que es una etapa de las que me gustan de apretar en cada subida, y conservar en las bajadas, y pudiendo rodar rápido en las zonas llanas.
Comienzo apretando y me sitúo en un punto nuevo para mi en el pelotón, seguimos rodando así casi hasta el primer avituallamiento, pero...... justo antes de llegar la desgracia!!!!!!!!!!!! ocurre lo impensable con los pocos kilómetros que habíamos recorrido, me da un tirón en la ingle en la pierna izquierda. 
En ese momento me pasa de todo por la cabeza, y por supuesto nada positivo, cuando aun me faltaban cuatro días mas de carrera y cerca de ochenta kilómetros ese día me sucede esto, sin tiempo a pensar mas y a tirones encima de la bicicleta , llego al primer avituallamiento que estaba a veinte kilómetros de la salida.

Con calma me quito la mochila y recapacito, pienso en todo el trabajo que hice para llegar a ese momento, en toda la gente que durante todo ese tiempo me ayudo y me acompaño, pienso en todo por lo que lucho y mi manera de afrontar cada batalla, y decido que esto no acabaría allí.

Recapacito, mi idea cambia "tengo que llegar" sea como sea tengo que llegar antes del tiempo de corte, una vez allí ya me recuperaría y al día siguiente sería afrontar una nueva y diferente etapa. Miro entonces el roadbook y observo la ruta, como me cuesta pedalear, decido ya sin pensar bajarme directamente en cada subida mientras no me encuentre mejor, en los llanos que me encuentre rodar cómodo a una velocidad y cadencia baja, y en los descensos, pese a que no me guste arriesgar, forzar un poco la bajada para ganar mas tiempo.

Con esa nueva idea afronto los casi ochenta kilómetros que me quedaban por delante con mucha cabeza, y con el recuerdo de toda la gente que me ayudo y me impulso durante todo el proceso.
Poco a poco fueron pasando los kilómetros y el tiempo se iba acortando, y la única manera que tenía de poder avanzar rápido era forzar mas en las bajadas, cosa que no me gusta y que tuve que hacer.
Al llegar al siguiente avituallamiento me encontré a la doctora que me dio unos calmantes y con cuidado seguí, al pasar un rato y a escasos 30 km de la meta, no se si fueron las ganas de llegar, el medicamento o que pudo ser, pero me empece a encontrar mejor. Sin duda comenzaba a rodar mas cómodo y pude empezar a ir a un ritmo mas fuerte. 
En este último tramo enlazamos una serie de bajadas y la verdad es que mis sensaciones eran mejores, en ese momento mi idea ya solo era pensar en la recuperación para el día siguiente.

Tras unas fuertes bajadas y un tramo que cruzamos, de arena que parecía que estábamos en otro mundo, consigo llegar y cruzar la meta de este segundo día!!! 
El objetivo estaba conseguido había llegado y una vez allí, podía dejar la bici e irme a comer a comer para intentar recuperar lo mejor posible. Durante lo que me quedaba de día una vez que puse la bici a punto para la siguiente etapa, pude estirar y descansar para recuperarme para el día siguiente.

La esencia de la etapa maratón es ser autosuficiente, de ahí que ese día llevemos nuestro saco y un colchón de aire, agradable sorpresa la mía al ver que tres de cada cuatro estaban pinchados al inflarlos y que el mío era el cuarto, el que no estaba pinchado. 

Tras el brifing de cada día y repetir una buena cena, me fui acostar, me puse como siempre mis tapones, (mas que necesarios en esta etapa, donde dormimos todos juntos) y me tumbe en mi colchón....

Que sorpresa la mía cuando descubrí que mi colchón si estaba pinchado.........y para colmo los tapones no se me ajustaban bien esa noche....comenzaba lo que creía que iba a ser una noche muy larga........