miércoles, 7 de agosto de 2013

Coincidencia o destino.....no se pero ya han pasado 8 años

No se si es coincidencia o destino, pero lo que se, es que esta semana concretamente el día seis, cumplo ocho años de mi accidente, ochos años desde que la vida me dio otra oportunidad, e hizo que la desgracia mas grande de mi vida, se convirtiera en el regalo mas grande. 
Aún encima todo esto coincide a dos meses justos de mi próximo reto, el challenge de Barcelona, mi segundo reto del año, tras la titan desert, y sin duda una prueba de vértigo que hará que me enfrente mas que nunca a mis secuelas, por conseguir ser finisher.

Como ya dije en alguna ocasión y sin querer que suene a místico o algo parecido, confieso que creo en el destino, no obstante  siempre aclaro este punto, no creo que tengamos estipulados cada paso que damos, pero sí creo que estamos predestinados a realizar ciertas cosas y que nosotros somos los que decidimos que caminos tomar, y como dar cada paso para llegar a donde queremos. Por eso creo que esa noche mi vida dio un giro a mi destino, a mi objetivo, esa noche no recorrí un paso, durante este proceso, recorrí varias maratones.
No se muy bien por donde trascurrirá o que me deparara mi camino, pero de lo que estoy seguro es que actualmente estoy haciendo lo que me gusta, rodeado de la gente mas maravillosa del mundo, tanto en el día a día como en las redes sociales, y ya solo por eso vale la pena continuar al pie del cañón haciendo y compartiendo lo que mas me gusta, mi filosofía de vida mediante el deporte!

Quien le iba a decir a la gente que estaba conmigo en el momento del accidente, que ocho años después estaría así ahora, ni yo mismo con todas las ganas que tenía de recuperarme me lo hubiese creído. Sin duda esto fue posible gracias a todas las personas que me ayudaron durante el proceso, y a la suma de todas las pequeñas cosas que hizo que ahora este así!! 
Estaré de por vida agradecido y mientras pueda, seguiré como hasta ahora ayudando en lo que pueda a la gente que quiera, a modo de agradecimiento!!

Sin duda el peor momento de mi vida fue mi mejor regalo, que desde entonces aprovecho y disfruto a mi manera, mediante el deporte al máximo!! 
Realmente no creo que cambiase tanto como persona, pero si creo que el accidente y todo el proceso, potencio mis mejores características, y han hecho que hoy en día luche con y para ellas, para seguir mejorando y evolucionando, quien sabe lo que me deparará el futuro o a donde estoy destinado a llegar, lo que si se, es donde estoy ahora, y que quiero hacer para mantenerlo.

GRACIAS A TODOS